El ilustrado(r) y la fábula del sentido. Divagaciones en torno a la exposición: “Palabras en la imagen” de Xisco Mensua

Aunque inicialmente, y dada la abundante presencia de textos dibujados, pudiéramos pensar (y algo de eso hay) que estamos ante un artista paradójico que simplemente desconfía de la imagen (de su capacidad evocadora, de su poder discursivo, de su condición de verdad o semejanza, o de su carácter pánico), y aunque la inquietud de Xisco Mensua nos recuerde al Silvio Lago de Emilia Pardo Bazán que sufría “la penosa incerteza, el titubeo de los desorientados y los deslumbrados, la solicitación de las otras formas artísticas, la ambigüedad ambiciosa que obliga al escultor a buscar efectos pictóricos; al pintor, a introducir poesía lírica o épica, literatura, en fin, en sus cuadros;” en realidad la cuestión es algo más compleja y las dos operaciones que simultáneamente, a mi parecer, lleva a cabo Xisco Mensua son de otro signo. O al menos, otros me parecen sus orígenes y otra su búsqueda; una exploración ligada quizá más a un anhelo, y una perplejidad ante las potencias de la imagen como construcción cultural, o de la visualidad en toda su extensión, que a un desengaño.

(más…)

Pensar/decir/intervenir. Entrevista a Graciela Carnevale.

Esta conversación tuvo lugar el 8 de Octubre de 2012 en la galería de arte Espaivisor de Valencia, en el contexto de la exposición Encuentro-Conversaciones–Momentos y tras tres días de debates en un taller, coordinado por AVVAC[1], destinado a pensar la vigencia de la experiencia Argentina de los 60 y la influencia de las situaciones socio-políticas en la producción artística.

Entrevista publicada en la revista Concreta nº01

– Cuando veo las imágenes de El encierro[2], me viene al recuerdo El Ángel exterminador de Luis Buñuel: ¿En algún momento tuviste presente esta película ?

–No, para nada, no la he tenido presente. Para mí era algo existencial o vivencial, era como sentir la represión en el cuerpo, porque en ese momento era esta la cuestión: poner el cuerpo y decir que sentías la represión. No era solo una cuestión intelectual, era la vida misma en el propio cuerpo. Era pensar o querer concientizar, generar un pensamiento critico, involucrarnos en algo; con esta idea de la revolución, y de la revolución por medios violentos. Era plantearnos que no podíamos quedarnos en nuestras casas, –y esa era también la situación por la cual abandonar la galería o el campo específico del arte– porque la vida y la lucha pasaban en la calle. Era algo así como decir: no te puedes quedar encerrado sin hacer nada o pensando que algo va a cambiar sin que participes. Fue eso, provocar una violencia. Yo por mi naturaleza no soy violenta, pero fue realmente una violencia muy fuerte; terrible. Pero la idea no era la de provocar, por sadismo, una situación desagradable o violenta, sino la de realmente preguntarnos que hacemos con esa violencia que diariamente cae sobre nosotros y que de alguna manera nos esta constituyendo. Además, cuando me fui a encerrar en mi taller yo no tenia ni idea de que pasaba (entonces no había teléfonos móviles).

(más…)

Los ojos desguarnecidos. En torno a “No return” y “Poems” de Xisco Mensua

“No return” es un políptico compuesto por doce dibujos. La primera imagen –si leyéramos el conjunto como un texto– es una frase dibujada: “No return”. A partir de ahí, como construyendo un relato, ordenados en tres filas de cuatro dibujos, estrictamente dispuestos y buscando un orden compositivo, se suceden personajes, escenas y paisajes realizados en tinta sobre papel. Imágenes de origen fotográfico o que hacen referencia al mundo del cine, o que son directamente extraídas de películas de Tarkovsky, Pasolini, Antonioni, o Rossellini. Imágenes dibujadas que piensan otras imágenes y que en virtud de su pertenencia a un complejo campo cultural se constituyen en vehículos de significación; lo visible no como la realidad sino como lo que elegimos o decidimos ver. Metaimágenes; en tanto que representaciones visuales que se exponen a sí mismas para ser sometida a escrutinio, a la vez que se mantienen como representaciones de otra cosa. Se apela de este modo a la identidad mutable singular y a la vez definitiva de la imagen. Se trata de una paradoja técnica que nos permite salir fuera de la imagen, y luego volver a ella críticamente. De la fotografía o la película al dibujo, la migración de la imágenes de un medio a otro acentúa la polisemia de los motivos visuales.

(más…)